La elitización del uso de la bicicleta en Bogotá

Martín Rivera Alzate
@riveraalzate

El aumento desconsiderado del uso del carro se le ha atribuido, de manera grosera, al ascenso del status social. Tener uno, dos o hasta tres carros es sinónimo de éxito laboral y social. Mejor si es un Mercedes que un Renault. Pero el que tiene el Porsche es el putas. Pues bien, esa teoría no está nada mal y día a día vemos como algunos modelos a seguir como futbolistas, por ejemplo, se compran los últimos del mercado.

¿Y la bicicleta?

Pues bien, el símbolo del uso diario del caballito de acero ha sido siempre la de Lucho Herrera de quien se dice se iba todos los días desde su fría Fusagasugá hasta diferentes destinos en Bogotá para realizar sus actividades de jardinero. El pobre hombre no tenía con que comprar un carro. Y así, de una u otra manera, se ha relacionado socialmente a la bicicleta para los que nos son tan putas y les toca pedalear para ir de un lado a otro. Se sabe que el gran Nairo Quintana se inició muy joven en esta actividad pues no tenía otro medio de transporte para irse de su humilde casa hasta el colegio en la montañosa Boyacá.

Llegaron (¿llegamos?) los irreverentes.

En París hay una tribu urbana a la que se le conoce como los bobos (Bourgeois bohéome), los cuales nos son más que los ya conocidos hipsters cuya cuna se dice que es Brooklyn (Nueva York). Los bobos (así como los hipsters) encontraron en lo antiguo y usado un elemento de cohesión y tributo a lo orgánico y local. Encontraron en la bicicleta un excelente símbolo para luchar de manera pacífica contra el status quo e indudablemente empezaron a inundar las calles (tanto de París como de Nueva York) de velocípedos. Lo qué más llama la atención es que entre más viejas y usadas las bicicletas, mejor accesorio para ser mostrado y usado. Se convirtió en una moda y así en otro tipo de status social. El putas se volvió (en esta tribu) el que tuviese la bicicleta más vieja.

Fuente: http://www.flickr.com/photos/bike/5715147860/

 

Las cosas de la vida. ¿No? Y como esas cosas son a la vez paradójicas e inexplicables, una vez esta moda (porqué eso es, una moda) llegó a las calles bogotanas, no fueron ni los bobos ni los hipsters, sino, digamos, los Canos (Cachacos Nostálgicos) quienes empezaron a utilizar la bicicleta como medio de transporte por muchas razones, pero al igual que en Nueva York y París también se convirtió rápidamente en un accesorio para mostrar el status social adquirido.

¿Hacia donde va todo esto?

Pues bien, son varios los objetivos al masificar el uso de la bicicleta: cuidar el medio ambiente, mejorar la movilidad de la ciudad, mejorar los niveles de salud pública, etc. Entre más seamos los que pedaleemos en nuestra cotidianidad, mejor, pero no se puede negar que este fenómeno en Bogotá se está elitizando.

Ya no es suficiente sacar cualquier bici. Si quiere ser el putas y reconocido como un buen Cano, debe ir a buscarse la bicicleta más antigua, con los accesorio más clásicos y de paso que sea fixie (es decir, sin cambios). Dese un paseo por las tiendas de bicicletas en la capital, esta que le acabo de describir no baja de $400.000 pesos. A eso súmele que debe ponerle la parrilla y alforja (esa maletica play que se pone atrás) además de las luces. Todo suma, y la suma es cuantiosa.

Al convertirse en una moda, puede que (no soy sociólogo para defender esta tesis desde la ciencia) tenga el efecto contrario. “Al no tener la bici adecuada, no podré entrar en esta onda de moverme en bici, prefiero seguir usando el carro. No quiero estar out.” Muchas veces la moda es incómoda y manejar una fixie no es pan comido. Hay bicicletas para todo tipo de ambientes (montaña, urbana, pista, híbrida) y para todo tipo de personas (altas, flacas, mujeres, hombres, chicos) la primera vez debe ser la más placentera y cómoda. No dejemos que la moda se convierta en un obstáculo para convertir las calles de la ciudad más amigables para la bicicleta.

Ya sé, habrán muchos que no estén de acuerdo con mi postura. La invitación (especialmente a los Canos, considerándome uno de ellos) es a la autocrítica y reflexión. Si bien la moda puede ser un buen motor para generar cambios, no siempre son positivos. ¿Los está generando en este momento? No me malinterpreten, quiero –y he sido un fiel abanderado desde la tribuna del Combo 2600- que cada día haya más personas usando la bicicleta, pero lo estamos enfocando por la vía equivocada. Por la vía etérea.

Para garantizar el éxito en el uso de transporte no motorizado (que debe existir cuanto antes) es necesario una inversión robusta. Debe haber compromiso y voluntad política además de cultura y buen uso de los equipamientos. Bogotá, a pesar de la adecuación de algunos bici carriles, no ha innovado, ni arreglado, ni mejorado su vasta red de ciclorutas. Mientras tanto seguimos con el putas en su carro, el putas en su fixie y el pobre hombre yendo a arreglar matas sin que le mejoren su calidad de vida. Por lo menos la del transporte.

81 comentarios en “La elitización del uso de la bicicleta en Bogotá

  • Soy usuario diario de la bicicleta y ya no uso transporte publico para moverme por la ciudad, prefiero la bici a meterme en un transmilenio. Personalmente comparto la idea que hay una moda hipster, en el uso de las fixies, usar lentes y comprar una nikon, sin embargo y a pesar que el uso de la bicicleta para mi es mas por gusto, practicidad, porque me gusta y no por moda, prefiero ver la ciudad llena de hipsters a llena de carros.

    • Y porque estratificarlo como punto nodal del fenomeno? si hay amantes de rodar en bici desde hace mucho tiempo y esto seguira, y al volverse “moda” pues sera cada vez mas difundido, es una “moda” saludable, provechosa amigable con el planeta. no estoy de acuerdo con la critica, que se volvio de Elites, pues si, y acaso que fenomeno cultutal esta excente del modelo de desarrollo hasta el mismo arte ha sido mercantilizado, me parece que no es el punto, el punto es salir a rodad cada vez mas, en MTB, BMX, FIXIES, PANADERA, MONARETA; etc, hay elitismo en todas estas clases de bicicletas, el punto clave es fomentar su uso responsable y seguro, de ahi en adelante son opiniones subjetivas, si quisiera quejarme del elitismo circundante pues me fijaria en las costosas MTB con mil aditivos, que son subutilizadas en la ciudad para ir a comprar el desayuno, o en las costosas bicis de ruta con cuadros en carbono que salen los domingos en la ciclovia, en fin me agrada que opinemos pero me agrada mucho mas que se use la bicicleta en bogota y que se genrere un marco cultural juridico y politico en torno a este medio de transporte
      gracias

  • ¿Desde cuándo “Fixie” significa sin cambios?, pero bueno, la moda “fixera” les dura hasta que les toca arreglar la bici a ellos mismos, moda, otra estúpida moda.

    • desde el principio pues “fixie” es apelativo de “fixed gear” o piñón fijo, es decir sin cambios. las demás acepciones si las hay son posteriores. Eso nos pasa por ponernos a usar extranjerismos para estar en la moda.

      • mmmmmmmm creo que el anterior comentante se refería a que las fixies son las que no poseen mando de freno, ya que al ser piñón fijo, la velocidad se controla por la frecuencia de pedaleo directamente. No mucho que tenga que ver con relaciones de cambios.

  • Honestamente creo que este artículo jamás estuvo bueno; no es más que un artículo de opinión. Evidentemente no tiene ningún soporte científico o de mínima labor investigativa que sustente la cantidad de barbaridades que dice. Yo honestamente no conozco la primera persona que use la bici y no sea consciente (así sea en mínima medida) de las repercusiones subjetivas (estado de ánimo, sensación de libertad y autonomía, procesos de auto conocimiento, de volver a conocer la cuidad de una forma distinta…) y objetivas (mejor Cardio, piernas, cola, más fuerza, viajas gratis, no contaminas, no llegas tarde, el viento te golpea la cara y oyes el viento hacer shhh cuando coges una curva) de esta práctica que comienza a ser vital para quienes la practicamos. Me resulta bastante ramplón que de todas las posibilidades de categorización del uso de la bici se le ponga en un asunto de moda y de estatus social, que no niego que pueda existir, pero que nunca se resume en eso. Que este tipo más bien deje el carro en la casa y saque su bici por 15 días seguidos pa donde vaya, para que diga cosas, así sea basadas en su experiencia de ciclista urbano.

    • Estimado anafalse, muchas gracias por compartir su opinión. Para efectos de su comentario, vale la pena reconocer que el autor del artículo, Martín Rivera, es un usuario diario de la bicicleta y lo expresa explícitamente en su escrito. Feliz día.

      • Al autor: Señor Martín, un consejo que si lo toma le será MUY UTIL, siempre antes de escribir investigue, es lo menos, lo básico y seguramente al hacerlo mejore la calidad de sus argumentos y de sus artículos. Hacerlo lo sacará sin lugar a dudas de la mediocridad y por ende podrá sobresalir en su profesión. Lo invito a rodar con cualquiera de los colectivos de la ciudad y a charlar con los asistentes, incluso podría preparar algunas preguntas que ayuden a confirmar o tumbar su teoría escasa de fundamentos.

        A Combo 2600: No tienen un consejo editorial? si lo tienen no sirve para un carajo, llego la hora de replantear la forma en que evalúan los artículos que serán publicados bajo su nombre, independiente al autor. Vamos, que ponerle calidad a la información es indispensable si aspiran salir adelante. Generar revuelo por la mediocridad de un articulo es una vergüenza no un logro.

        • Entonces que tristeza la relación que tiene ese tipo con su bici, que la ve como un objeto meramente utilitario y no como un objeto de conocimiento, seguro que no sabe despicharse ni desmugrarse por ella.

          Además que países como Holanda, Dinamarca, China, China (etc) hayan incluido el uso de la bici dentro de sus políticas publicas hace que su uso diste bastante de la idea que ud propone de una simplemente moda. En el caso de Bogotá estas políticas se están desarrollando desde 1995 por eso el programa de “Pedalea por Bogotá” está tomando tanta fuerza, lo que demuestra que no es producto del arranque de un alcalde sino de una planeación que ya va a cumplir 20 años. Cómo demonios un programa que hace parte de una política pública es visto como una simple moda?

          Aquí más bien les dejo uno textico para que lea antes de ponerse a escribir a distar y siniestra.

          http://habitat.aq.upm.es/boletin/n28/aiill.html.

          Porque para escribir también hay que leer.

      • odio andar en bus y en taxi, mmm no quiero regalarles mi dinero.

        POR OTRO LADO, me alegra que sea una moda y usen la bicicleta porque eso está pasando aunque hay gente que lo está haciendo por consciencia, sea por lo que sea, debería volverse un virus colectivo, también es importante, las luces, respetar las señales de tránsito, y cuando se hacen salidas no creerse dueñas y dueños de la carretera, la ciudad es de quien la vive y la habita pero debemos también aprender y enseñar a usarla, siempre sufro en las rampas de las bicicletas o sillas de rueda que las usan peatones, creyendo, respondiendo y defendiendo que son para no bajar el andén o acera, causándome 2 lesiones de tobillo (aunque les he avisado con las cornetas y la mano señalando que voy a subir por ahí). El uso de las ciclorutas o bicicarriles también es importante enseñar a la niñez y juventud que eso es para los vehículos de tracción humana y no para peatones. Debemos hacernos respetar también, RESPETAR LAS SEÑALES DE TRÁNSITO.

        A PARTE SI ES MODA O NO, HE VISTO SEÑORES Y EN ESPECIAL 2 SEÑORAS DE POR LO MENOS 60 AÑOS EN SU MONARETA (supongo que la tienen hace más de 30 años) y no lo hacen por moda porqu la bicicleta se usa hace más de 50 años y hasta en trajes elegantes. Que linda la señora con su monareta y todos sus años encima que no le impiden dejar su caballito de acero, algún día si me la vuelvo a topar la entrevistaré y les cuento.

    • Hola Anafalse: tal vez no entendió el enfoque que pensó el autor de este artículo; lo que entiendo es que como el carro se estpa volviendo un medio imposible, surge ahora “la necesidad” para la gente que debe decidir comprar bicicleta, comprar una que se destaque, una elegante, que denote un valor superior a las bicis normales; que sobresalga de la sencillez… es todo…

    • De echo, Fusagasugá no es fría y en Bogotá se consiguen bicicletas nuevas desde $70.000. Apoyo el uso de las bicicletas, pero realmente el artículo ha sido muy muy malo. Apoyo lo que dice anafase. Recomiendo que escriba acerca de un tema del que realmente sepa algo.

    • De echo, Fusagasugá no es fría y en Bogotá se consiguen bicicletas nuevas desde $70.000. Apoyo el uso de las bicicletas, pero realmente el artículo ha sido muy muy malo. Apoyo lo que dice Anafase. Recomiendo que escriba acerca de un tema del que realmente sepa algo.
      Es evidente que no conoce Bogotá en la mayor parte de su extensión y no se ha dado cuenta de la cantidad de trabajadores de la construcción que a diario emplean la bicicleta para sus traslasos. ” Creanme, no son pocos”.

  • pues si bien es real, lo que usted describe me parece que vivir e apariencias no es nada nuevo para el ser humano, y sobre todo si este ser humano es bogotano! sin embargo tambien soy usuario no 1 de la bicicleta, porque por sobre todas las cosas es rapida y me puedo meter por donde sea, sobre todo eso, y pues cada cual la utilizara segun le convenga, moda, practividad, deporte etc… su punto de vista la verdad no me trasnocha cada cual en su cuento y ya.

  • Compadre con todo respeto, antes de escribir infórmese bien. Una bicicleta de Piñón Fijo, Fija, fixed, fixie, etc. no se llama así por el hecho de no tener cambios, entonces? la bicicletas de niños que “solo tienen una velocidad” también son fijas? Soy usuario de bicicleta, y tengo varias y no solo para la calle, hago ruta, montaña y entre ellas una fija. el nombre de fija se le da por su sistema de piñón el cual esta sujeto o “fijo” a la manzana trasera. de ahí el nombre. Y sobre el tema de la “elitización” y por que no? si es una moda que no daña a nadie, por el contrario como usted lo dice, a mi parecer yo veo mucha más gente en la calle con bicicleta, sea la que sea, el tema de que quiera comprar una bicicleta “mejor” obviamente es por su actividad se lo exige, la gente al ver que una bicicleta de “400 mil pesos” se daña más rápido, (solo por el hecho que cada vez mejora su condición física ) y quiere poner componentes de mejor calidad a su bicicleta para que tenga una mayor resistencia, y obvio eso incrementa el precio de una bicicleta. Finalmente y para concluir y como critica constructiva, su texto tratando de ser una critica sobre un fenómeno muy positivo en la sociedad y sobre todo la bogotana, de algo que para usted se esta volviendo superficial, termino volviendose eso, un articulo superficial y sin fundamentos reales, ni investigación. Solo una critica por criticar. como se nota que no es real usuario de bicicleta y solo la utiliza en la ciclovía y no ha sentido la verdadera tranquilidad que le da a uno montar bicicleta, que muchas personas que se han subido a una bicicleta “por moda” la sienten y por eso terminan volviendo usuarios solo por los beneficios psicológicos y físicos que esta trae.

    gracias por leerme!

    • Hernán, muchas gracias no solo por leer el artículo sino por explicar y precisar sobre el tema de las bicicletas fixies. Respeto totalmente su postura frente al artículo. Sin embargo le quiero comentar, y lo menciono varias veces en el escrito, que en efecto si soy un usuario diario de la bicicleta (desde hace ya algún tiempo) y no solo la saco en la ciclovía. También hago ruta y montañan. Cordial saludo.

      • Gracias por su respuesta, Pues el simple hecho de que piense que una bicicleta que cuesta 400 mil pesos, da la impresión que no sabe de bicicletas y bueno muchas impresiones más que utiliza en su escrito.

      • Yo tengo una monareta de Monark original 100%, a veces se ríen de mí porque ando en ella y no me la doy de Cano, simplemente me gusta es muy cómoda, voy muy bien sentada y no contamino. No es moda, es necesidad y convicción por cuidar el medio ambiente, mi cuerpo y sacarle el mal genio a los taxistas que nunca caben en la calzada y siempre están al acecho para obstaculizar la movilidad.

      • PERSONALMENTE CREO QUE TIENE RAZON EL ALGUNAS COSAS, HAY GENTE QUE SE VUELVE PEDANTE AL PUNTO QUE GENERAN UN RECHAZO EN LA EXPERIENCIA DEL USO DE LA BICI A LOS DEMAS…EN EL CICLOMONTAÑISMO AFICIONADO QUE YO HAGO SUELE PASAR….TIPOS CON BICIS DE 100000000000000 MILES DE MILLONES Y PREPOTENCIA…A LA HORA DE SALIR NADIE ESPERA QUE ELLOS ASISTAN…PERO TRISTEMENTE VAN (PORQUE NO SE LOS AGUANTAN NI EN LA CASA…XD)…CABE ANOTAR QUE TAMBIÉN HE CONOCIDO GENTE CON BICIS MUY CARAS PERO PERSONALIDADES MUY AGRADABLES…EL PUNTO SE DEBE CENTRAR EN EL USO DE LA BICI NO SOLO COMO ALTERNATIVA… SINO COMO EL MAS SALUDABLE MODO DE VIDA….YO CREO QUE ESO ES LO QUE QUIERE HACER VER EL AUTOR…DESGRACIADAMENTE VAMOS A ENCONTRAR “GENTE DEL PUTAS” EN TODO LADO….Y ESA GENTE NO ENTRARA EN RAZÓN JAMAS…PERO LA ESENCIA DE ESTO ESTA EN AUMENTAR EL USO DE LA BICI NO SOLO EN BOGOTA….SINO EN TODO EL PAÍS…POR QUE NO?

  • Le recomiendo muy en serio andar un mes en bici por Bogotá. Luego de eso, decir que solo hay gente “play” y bicis caras en la calle… además que importa si está de moda, es una moda positiva para el medioambiente, el tránsito y la salud tanto física como mental.
    !

  • Aunque no conozco a Martín personalmente, conozco su trabajo y reconozco que es un usuario frecuente de la bicicleta. Los que dicen que el artículo no tiene fundamentos, que más fundamentos que la experiencia diaria, no necesitamos estudios ni bases científicas para hablar de lo que es evidente, muchos quisiéramos que esto no fuera una moda, pero lo es y habrá que esperar en unos años cuántos se quedan de corazón con la bici; es precisamente ahí donde hay oportunidades, necesitamos impulsar que muchos se queden con la bici, que se enamoren, que la usen a diario (no sólo en ciclovía y ciclopaseos). Por último, que por moda no nos olvidemos de quienes recorren esta ciudad de extremo a extremo, en la bicicleta que en la vida les tocó, a la hora que caiga y por las vías que les toque, ellos son más que cualquiera que nosotros los verdaderos ciclistas urbanos.

  • Martín, parto de esto “Ya sé, habrán muchos que no estén de acuerdo con mi postura…” pues creo que en la calle la bici que tengas en lo de menos. He navegado en bici con personas de todo tipo, sin importar sin son los putas o no son los putas, y para ser honesto, el trato ha sido igual. Lo propósito es el mismo, la promoción de la bici. La exclusión déjela afuera. La bici no pelea, pedalea.

  • Martín, me pregunto ¿Estas seguro que estas atento a los Usuarios de la bici, sabes quiénes son, qué hacen, por qué lo hacen, seguro que estas seguro? Moda o no Moda, El Putas y El No Putas. Al final es lo mismo, que la bici ruede. Le recuerdo “La bici no pelea, pedalea”. Te recomiendo leer el libro “El elogio de la bicicleta”, una vez lo hayas leído te invito que leas las palabras de “La elitización del uso de la bicicleta en Bogotá”. Con esa base, recurra a la dialéctica y vuelva a escribir otras palabras. Los ciclistas no peleamos, pedaleamos.

    • Jorge, que bueno volver a leerlo! Nunca nos volvimos a encontrar.

      Claro que si, definitivamente los de la bicicleta no peleamos, pedaleamos. Mi intención con esta entrada es reflexionar sobre la moda que hay ahora en Bogotá. No por el hecho de ser una moda lo hace negativo, más si pasajero. Lo que dice Andrés (dos comentarios más arriba) es justamente el asunto del artículo: nuestro reto es volver esa moda en una constante y garantizar por medio de las condiciones adecuadas (como lo planteo en el último párrafo) que quienes estén en la bici, no se bajen de ella, porqué sí, necesitamos cada día más ciclistas urbanos.

  • Bueno, una cosa somos muchos que nos movemos a diario en bici y la moda no es la fixie, al parecer la moda son las plegables y sí es una moda andar en bici ojalá perdure… yo ando en una playera, otros prefieren las de ruta y muchos de nosotros no tenemos ni la mínima intención de querer estar a la moda y verse play un ejemplo de eso los ciclistas tradicionales, mas conocidos como los obreros y son las personas que más andan en cicla y créame que no andan en Fixie, pues no se de dónde sacan como las estadísticas para ver que es lo que está de moda porque jaja eso no es así.

  • Pero resalto que dices entre lineas, que por favor esto se vuelva una moda y que no tiene nada de malo, la idea es generar la cultura de la bicicleta, pero no es la Fixie cariño, ya que es muy costosa y muchos de los colombianos vivimos muy al raz. saludos

  • Martín, en efecto apoyo su idea que si la bicicleta se vuelve una moda corre el riesgo de convertirse en algo irrelevante para las políticas públicas. Sin embargo considero que cada cuál puede decidir que uso le quiere dar (moda, transporte, paseo, para presumir, etc.). Lo que me parece importante es que si la bicicleta vale 150.000 o 3.0000.000, es un medio de transporte que cuesta, y nos cuesta bastante, así cómo usted lo menciona con accesorios y mantenimientos; por lo cual considero que si algo hay que aprovechar de este “boom” es fortalecer la seguridad a la hora de rodar por la ciudad; que las autoridades se tomen en serio el robo de bicicletas; que dejen de vernos cómo gente que anda de paseo y que la bicicleta es in juguete. Reitero, estoy de acuerdo con su artículo.

      • Yo en cambio estoy en desacuerdo con esa posición porque si el uso de la bici se vuelve una moda (independientemente de las razones, es decir, al margen de que la moda sea lucir una bici bonita o montarla por las repercusiones subjetivas u objetivas a que se refirió analfase en un comentario anterior) eso conlleva a que -como toda moda- más personas se adhieran a ella. Y mientras más personas la usen, así sea durante algún tiempo y no por toda la vida, más atención les merecerá a las personas responsables del diseño de las políticas públicas. Esto lo digo porque, en mi caso, he notado que en Medellín también el uso de la bici como medio de transporte se ha vuelto una moda que, aunque incipiente, al final beneficia a todos los que usan la bici porque se ha hecho más notorio su uso en la calle, ayudando a generar consciencia sobre su presencia en la vía, en los otros actores del tráfico. Y considero que lo mismo puede ocurrir con el tema de las políticas públicas. Para ser mas clara pongo un ejemplo hipotético: hoy los dirigentes pueden ver la necesidad de destinar más espacios para ciclorutas debido al aumento en el número de bicis en la calle (ellos no mirarán si la bici es bonita, fea, si la monta un hispter, un obrero, etc. creo que determinarán la necesidad es a partir de su uso al momento del diseño de la política pública, que ahora puede ir en aumento gracias a la “moda”) y entonces desarrollarán una política pública para las bicis que podrá ser la construcción de más tramos de cicloruta, por decir algo. Esos tramos quedarán para la posteridad y seguirán siendo utilizados por quienes continúen montando bici una vez la moda haya pasado. De modo que igual nos beneficia. Así que ojalá se siga poniendo de moda!!

    • Pero eso tiene aún menos sentido.

      La moda es por extensión opinión pública y por lo tanto se vuelve aún más relevante para las políticas públicas.

      Si sabe un poco de bicicletas se nota que de sociología menos.

      PD: una fixie no solo no tiene cambios, tampoco se puede mover hacia atrás sin pedalear.

  • Pues al decir cosas como “Al no tener la bici adecuada, no podré entrar en esta onda de moverme en bici, prefiero seguir usando el carro. No quiero estar out”, si le esta dando una connotación negativa, además con que concuerdo con otros que dicen que no sabe de bicicletas más que superficialmente. Tal vez por los barrios donde se mueve el autor solo ve fixed y bicicletas caras, pero solo con salir en los días sin carro y darse una buena vuelta por Bogotá va a ver que las bicicletas que define como “hipster” son la minoría. Personalmente el buscar una bicicleta de mejor calidad, más liviana y con ciertas características y además disfrutar de diseñarla a su gusto es algo que uno hace con las cosas que quiere y que les tiene cariño, y aquellos que lo hacen por moda adelante, no creo que eso realmente cause que alguien decida usar carro en vez de bici para no estar out como lo sugiere la frase citada, creo que eso es sacado de los pelos.

    • jajajajaja Diego, que buena idea. Sería el mejor escenario para reflexionar de manera más profunda sobre este tipo de discusiones.

  • Y permítame preguntarle… es usted el putas? o se siente del putas por escribir semejante artículo tan insulso??
    Cuál es su objetivo? qué quiere lograr?
    Claramente no se mueve usted ni por la Boyacá, ni por la 26. O de pronto por el barrio Kennedy o la Victoria. Los predios que toma como ejemplo para la pobre reflexión que hace se limitan a dónde? el parque de la 93 o el de la 87??
    Debe investigar mejor, la verdad que logra generar desagrado y confusión al hablar de un medio de transporte genuino y muy usado por los bogotanos desde hace ya varias décadas, ojalá lo usáramos más, sin relevancia ni distinción sobre que bicicleta ni de que año es. Lo importante es hacer uso de ella; ya que mejora el tráfico, el estado físico y la experiencia de ciudad.
    Yo lo invito a que sea más cívico y si va a criticar, investigue un poco primero.

    • Catlina, espero que todo esté muy bien.

      A ver, por su comentario pareciera que no hubiese leído todo el artículo. Vamos por partes:

      1. “es usted el putas? o se siente del putas por escribir semejante artículo tan insulso??”
      – R/ No soy ningún putas, ni considero a nadie como tal, encontré en esa figura una manera de validar un punto de status social en nuestra desigual sociedad.

      2. “Cuál es su objetivo? qué quiere lograr?”
      – R/ En el último párrafo del artículo lo encuentra, pero tranquila, acá se lo copio: “Para garantizar el éxito en el uso de transporte no motorizado (que debe existir cuanto antes) es necesario una inversión robusta. Debe haber compromiso y voluntad política además de cultura y buen uso de los equipamientos. Bogotá, a pesar de la adecuación de algunos bici carriles, no ha innovado, ni arreglado, ni mejorado su vasta red de ciclorutas. (…)”

      3. “Los predios que toma como ejemplo para la pobre reflexión que hace se limitan a dónde? el parque de la 93 o el de la 87??”
      – R/ Efectivamente, estimada Catalina no me muevo ni por Kennedy, La Victoria, La 26 o la Boyacá (sin embargo junto con el Combo 2600 he apoyado, coordinado y participado en la pintada de cebras y ciclorutas en diferentes puntos de la ciudad, la última en la 127 con Boyacá). Mi rango de uso diario de la bicicleta ha sido entre la Universidad del Rosario y la Calle 116, entre la Carrera 5 y la Autopista.

      4. “Debe investigar mejor, la verdad que logra generar desagrado y confusión al hablar de un medio de transporte genuino y muy usado por los bogotanos desde hace ya varias décadas, ojalá lo usáramos más, sin relevancia ni distinción sobre que bicicleta ni de que año es. Lo importante es hacer uso de ella; ya que mejora el tráfico, el estado físico y la experiencia de ciudad.”
      – R/ Por un lado esto no es más que un espacio de opinión y reflexión e inclusive menciono que no tengo los datos científicos para comprobar lo que digo. Por otro lado, la vuelvo a invitar a que lea la entrada, pero bueno, muy seguramente no tiene tiempo, le repito lo que ahí manifiesto: “Pues bien, son varios los objetivos al masificar el uso de la bicicleta: cuidar el medio ambiente, mejorar la movilidad de la ciudad, mejorar los niveles de salud pública, etc. Entre más seamos los que pedaleemos en nuestra cotidianidad, mejor, (…)”

      5. “Yo lo invito a que sea más cívico y si va a criticar, investigue un poco primero”
      – R/ Muchísimas gracias Catalina por su invitación. Yo prefiero hablar con les hechos antes que las palabras. Así que ahora yo le hago la invitación a que se de una vuelta por la página del Combo 2600 y mire las acciones ciudadanas en busca de crear conciencia y promover la cultura ciudadana de manera creativa. Una vez las mire y lea, la exhorto a que me vuelva a hacer la invitación.

      Le deseo la mejor de las tardes estimada Catalina y muchas gracias por leer el artículo.

  • Siento que si la idea era generar reflexión alrededor del uso de la bicicleta, el escritor debió hacer una investigación más profunda que arrojara argumentos de peso para poder soportar sus hipótesis. El mismo confiesa no tener sustento científico para una afirmación como esta: “Al no tener la bici adecuada, no podré entrar en esta onda de moverme en bici, prefiero seguir usando el carro. No quiero estar out.” Totalmente equivocado. Basta con recorrer un día de semana cualquiera de las ciclorutas de Bogotá para ver todo tipo de personas, montadas en todo tipo de bicicletas.

    Desde ese punto de vista, quizás el artículo sea relevante para ciertos sectores de la ciudad o para algunas subculturas de la misma, pero hablar de que hay una “elitización del uso de la bicicleta en Bogotá” no es más que una desafortunada generalización que de ningún modo aplica para el entorno de toda la ciudad.

    Es evidente que el crecimiento del ciclismo urbano va de la mano de los graves problemas de tráfico que sufre Bogotá, ya que se convierte en una alternativa viable para muchas personas de todos los estratos sociales. Entonces lanzo yo mi propia hipótesis: Será una moda pasajera, en tanto sean pasajeros también los trancones en nuestras calles.

    Al final del día, ¿qué importa la razón que alguien tenga para montarse en una bicicleta, si el beneficio es para todos?.

  • Ahora que leo esto me da mucho pesar la mala comprensión lectora que tienen los que comentan, es mas me da mas pesar eso, que usar la bici como una moda, como ciertamente lo precisa el autor que si bien hacemos uso de nuestro raciocinio entenderemos el sentido y lo que quiere transmitir Rivera en su muy acertado escrito y si el tema fue de haber puesto una cifra en pesos que no correspondía a la realidad es por lo mismo, porque es lo que menos debe interesarnos, “cuanto vale” “es mejor y mas cara que la del vecino” “la marca y la cantidad de accesorios que tenga”. Aplaudo su articulo señor Rivera y claro esta que el tema de la bici no se resume en esto pero mil gracias por hacer énfasis en este aspecto, para que no se sigan creyendo el “putas” y compitiendo con bobadas, si no que, usen la bici no como moda y asi perdure y cada vez seamos mas.

  • Este artículo solo deja en claro una cosa… Un wanna be que no lo pudo ser… Que sus amigos no lo dejaron entrar al grupo de los putas… Que se sintió frustrado por que al parecer no sabe montar en bici de piñón fijo alias fixie… O simplemente no fue capaz de hacer un “skid”…. Deja claro que son 5 minutos perdidos de lectura.

  • Pésimo.

    No hay relación entre los “putas” en carros y los “putas” en bicicletas.

    Precisamente quienes usan las bicis a diario han buscado apartarse del resto de medios de transporte para el creador del articulo venga a unirlos desde una vista elitista.

    Pésimo.

  • Me encantan los comentarios a este artículo. Si bien muchos critican, no lo hacen con ideas vacías ni con mala leche (como uno lee en muchos artículos de periódico), sino con verdadero amor por la bici. Como siempre admirando lo que dice Jorge Iván Ballesteros, lo importante es que no peleamos, sino que pedaleamos, y siempre para adelante.

    Creo que desde hace varios años hemos promovido que a la bici había que cambiarle el estátus, para que dejara de verse a la bicicleta como un vehículo “de castigo”, destinado sólo a aquellos que no tienen dinero para comprarse una moto o un carro. En ese sentido, me parece estupendo que se haya posicionado tan bien en el público joven de estratos medios y altos, no como una moda pasajera, sino como una filosofía de vida que traduce muy bien lo que son las nuevas generaciones: preocupadas por el medio ambiente, críticas con el afán consumista y mucho más preocupada por el bien común que sus antecesores.

    • No podría estar más de acuerdo. La tenencia de un carro ha sido un símbolo de status social. Si ahora la bici le “roba” algo de peso a ese símbolo, magnífico! Menos carros y más bicis en la calle, sea cual sea el motivo.

  • Señor Martín, no estoy de acuerdo con su texto, por el simple hecho que lo que escribo , lo escribe por escribirlo. Hay un asunto que se llama Arquetipos, los cuales son muy usados en la publicidad, para inducir comportamientos en los individuos. Son modelos a seguir, aspiraciones de los sujetos. ( Se imagina, si todos los personajes que nos influyen andan en bicicleta? ). Para terminar le muestro dos ejemplo los cuales (uno local y otro mundial) el cual esta basado en el hecho de que “la bicicleta esta de moda” o “es un accesorio más de nuestro vestir”, como usted lo ha dicho “esta de moda” !

    Ejemplo 1. Alcaldia de Bogotá / Mi estilo es en Bici http://www.youtube.com/watch?v=Ti3P6m7RPVk

    Ejemplo 2. CycleChic / Inicio en Dinamarca en el año 2007 y ahora es una Red mundial en la que esta incluido Bogotá http://www.copenhagencyclechic.com/

    gracias!

  • Como este, hay muchos ejemplos de artículos en Internet donde usando presunciones o datos no verificables, intentan fijar una postura para despertar comentarios encontrados (o pageviews).

    Aunque estoy felizmente de acuerdo que la Internet nos ha dado la posibilidad de tener nuestra propia imprenta y publicar lo que pensemos, creo que hay que ser responsable en las afirmaciones, sobre todo cuando se mencionan políticas públicas o intereses sociales.

    La discusión sobre si la “moda” de andar en cierto tipo de bici limita o no la masificación de la misma puede darse, siempre y cuando tengamos un sustento para la afirmación, pues si no hay razón para una discusión sobre algo irreal.

    Personalmente creo que cuando se impone una moda, implica un reconocimiento del mercado a la costumbre impuesta por los usuarios, por lo que podríamos decir que poco a poco la bici comienza a ser popular.

    De lo que si estoy seguro es que por el hecho de usar cierto tipo de bicicleta en la ciclo ruta (en mi caso una bici de montaña de 29”) no he sentido la discriminación, ni el mal de ojo, ni el raye de los señores en fixies… y la verdad creo que mi presencia no les molesta siempre y cuando no haga algo tonto como ir en contravía o frenar de forma intempestiva.

    Ahora bien, si hablamos que por la moda los precios de las bicis se encarecen, quiero recordarle a don Martín que contamos con una amplia oferta de bicicletas para todo gusto y presupuesto y así como hay bicis “vintage” de 600.000, se pueden encontrar desde 100.000 hasta bellezas de 25’000.000 que jamás pisarán la ciclo ruta.

    Martín, te propongo algo: ¿Porque no re organizas tu artículo y le das un título y un desarrollo acorde al último párrafo? La verdad, creo que es mas interesante una discusión sobre el estado de las ciclo rutas o algo que realmente impide el uso masificado de la misma como lo es la inseguridad en muchos sectores, que proponer y desarrollar ampliamente un postulado (la moda de las fixies) que no tienen ningún sustento fáctico.

    p.d. ¿Si tengo un carro y dos bicis que termino siendo? 🙂

  • Quise leer todos los comentarios pero todos apuntan a lo mismo… Si el autor del articulo fuera tan usuario como dice serlo, se daría cuenta que las “fixies” ni son moda, ni son de élite. Que estas fueron acogidas por los “hipsters” pero realmente vienen de una tradición mas bien vieja cultivada por los bicimensajeros newyorkinos y con esto digo, la gente que usa la bici todo el día, todos los días. Lo invito a que transite por la Avenida Suba una tarde cuando todos vuelven a casa a ver cuantas bicis “fijas y excluyentes” ve. A mi parecer este articulo fue basado en una Bogotá que aparentemente solo percibe el autor, una Bogotá medio soñada. Acá la reina es la todoterreno, y los reyes que las montan son increíblemente diversos. Una lástima que el articulo logre todo lo contrario a lo que tal vez pretendía, precisamente por PRETENCIOSO. Acá el putas es el que mas corre, no el que mas platica tiene para meterle a su juguete.

  • Martin: Creo que se dio cuenta por los comentarios de las personas (sean coherentes o no, con validez o sin validez) que a la hora de escribir hay que tener mucho cuidado. Quizás las palabras que usó en su artículo no fueron las más adecuadas en ciertas partes (como “del putas, fixie, y el pobre hombre” entre otras) Por ende tenga cuidado con ello. Creo que su intención no es poner el debate de si la Bicicleta es, o no es una moda, sino criticar el hecho de que en Bogotá no se está innovando en este modo de trabajo, no hay suficiente inversión pública para mejorar la infraestructura… (en fin como usted lo establece en su último párrafo) Sin embargo creo que le hace falta información estadística para darle peso a sus argumentos o creencias. Por lo tanto, tenga cuidado con el uso de las palabras que pueden generar tensión en cierto grupo de personas, y también no afirme que en Bogotá no se está haciendo la inversión necesaria, sino establece con cifras exactas u oficiales, que eso es así. Si usted le agrega esa información puede darle más rigurosidad, o análisis a sus argumentos, y quizás de esta forma las personas no le critiquen que “es sólo un ensayo de opinión” Espero que mis comentarios le sirvan, y ojalá que la próxima vez que publique algo, no le salgan con ese tipo de comentarios. Gracias por aportar con sus ideas, a un debate que creo que hasta ahora se está dando en Bogotá, espero que no sea la última columna que se publique en Combo 2600. Y a todos: CRITIQUEMOS CONSTRUCTIVAMENTE, y no nos dejemos llevar por la emoción. Buena noche

  • Recuerdo, cuando alguna vez quise escribir en el “Combo 2600”, leer las instrucciones donde se solicitaba, por favor, no hacer uso de expresiones que agredieran a otras personas, o sencillamente fueran groseras. Leer “el putas” y “el pobre hombre” justo al iniciar el articulo da lastima y desvia por completo la atención de un articulo que, sabrá Dios si es bueno o no, por que despues de ese introito, no vale la pena leer mas.

  • Corrijo “…Bogotá no se está innovando en este modo de transporte,…” no de “trabajo” como lo puse inicialmente. Buena noche

  • Amigo Martin, el hecho de que solo conozcas/detestes los hipsters no quiere decir que la gente de poco alcance económico, como yo y como muchos otros, usemos las bicicletas por simples caprichos ornamentales, montamos bicicleta, y por lo menos a mi no me importa la que sea, siempre y cuando me sienta comodo , me relaje , mi salud mejore y pueda ir a donde quiera,leyendo su pobre articulo me doy cuenta de la falta de objetividad y de lo mucho que anda en bicicleta.

  • No se, asi como veo gente muy respetuosa veo otra muy fanatica.
    Qué es lo que pasa? Puede que estemos de acuerdo q la bici sea una moda o no, que eso sea bueno o malo, pero q no podamos tener una discusión civilizada al respecto me recuerda a un conductor de bus insultando al otro.
    Evidentemente esto no es un estudio ni una investigación sino una columna. La idea no es investigar sino opinar auqnue debe ser una opinión informada. Martin opinó de una manera respetuosa, no será que los comentaristas podemos hacer lo mismo?

  • Creo que si esta mal informado, no se documentó bien, doy un ejemplo, yo soy de los que usa alforja trasera en la bicicleta para ir al trabajo, la parrilla me costó 10 mil pesos y la alforja me costó 25 mil pesos. No son accesorios costosos como dice el articulo.

    Por otra parte yo no uso bicicletas fixie porque no me gustan pero reconozco que estan de moda y no le veo nada de malo, excepto cuando sus usuarios se ponen a hacer esos alleycats a los que si la verdad no les veo nada bueno.

    Es mejor no estigmatizar a las personas que usan la bicicleta, si a las personas de estratos altos les gusta montar bicicleta el hecho de que compren una bicicleta no quiere decir que se esté dando una “elitización” de su uso yo lo veo muy normal, en todo hogar rico o pobre hay por lo menos una bicicleta, ojalá fueran mas.

  • Por mi que se vuelva moda el uso de la bicicleta, con eso contaminamos menos entre todos y de paso habria menos probabilidad de que me roben mi bici entre tanta jejeejej 😉

  • que articulo tan malo !!! tan fuera de contexto, no niego que existe una pequeñisima minoria snowista que ahora trata de apropiarse del fenomeno “masivo” del uso de la bicicleta de ya hace años atras en Bogota y volverlo moda, pero esta no es para nada representativa del perfil de los ciclistas urbanos de Bogota

  • Buen día,

    Para recatar del artículo el último párrafo, el contexto no fue el más apropiado puesto que comparar la épocas de Lucho Herrera (1970) y Nairo Quintana (2010) frente a la “Elitización” palabra que no existe en Español que por el argumento se refiere a “De élite” es importante tener en cuenta que una bicicleta en el año 1970 era un articulo de lujo en el hogar muy pocos teníamos una Bici de “Carreras” y la bici que había la “Fixie” como Ud la llama es la llamada popularmente “Turismera” con un solo piñon la compartiamos con todos los hermanos y el que tenia un carro por aquella época era considerado Rico… Me imagino que Ud. no había nacido para esa época. En el contexto actual la época de Nairo las cosas han cambiado una bicicleta en un hogar es un articulo normal y cada miembro de la familia tiene una bici. en cualquier estrato social se puede acceder atener una bicicleta se ha masificado su uso, al igual pasa con los carros y motos ahora, es muy fácil comprar un carro y ese es uno de los problema de fondo lo fácil que es comprar un carro.

    Con respecto a la moda lo único que ha pasado es que se ha vuelto a los colores fosforescentes colores vivos, y que ya les dicen “Fixie” en lugar de turismera.

    Lo invitamos a que se una a estas redes sociales para que se ilustre de concepto Bici en el mundo

    http://diarioenbici.com/la-gente-en-su-coche-se-sigue-sintiendo-protegida/

    https://www.facebook.com/groups/ciclismodecolombia/

  • Primero, Fusagasugá es cero fría. Lucho tenía que ir por la vía San Miguel, pasar por el tunel a Sibaté y poder llegar a Bogotá. Teniendo en cuenta que pasaba por variados pisos térmicos.

    Segundo, soy fixero, y lo digo porque la he hecho poquito a poco, aprendiendo de los errores. He quedado con la contratuerca suelta, me he caído, me han levantado carros. Me he vuelto mierda las manos. Le he hecho dos mil remodelaciones.

    Me he enamorado poquito a poco y no es que sea un “bobo”, un “hipster” o un “cano”. Es simplemente adoptar la frase del “do it yourself”. Bogotá necesita cambios, los usuarios de las burritas las montamos con orgullo… y como buenos colombianos, si, adoptamos estilos. Pero prefiero la moda a la polución, los ciclopaseos a la intolerancia, el desestres al afán.

    Prefiero sentirme Lucho Herrera a un Sebastian Vettel.

  • Por moda, ecología, economía, vanidad, necesidad o la razón que sea por la que la gente está usando la bicicleta, lo importante son los valores agregados que se ganan con esto: salud, felicidad, economía, menos contaminación, bajo estrés, ahorro en tiempo, etc. Después de conocer y vivir todas estas ventajas ya es imposible dejar la bici, el mejor vicio que se puede tener. Así que ¡viva la moda, vivan las fixies, vivan todos los usuarios de bicicleta! si con ellos contribuimos al medio ambiente, si con ellos somos más felices, más sanos, si aumentamos el número de biciusuarios… etc. Yo voy al trabajo en bici, y son mis mejores 90 minutos del día(ida y vuelta)

  • La crítica se me hace vacía, si hay o no una moda está generando un beneficio, será problema de los que usen “fixies”, gafas o lucecitas si quieren hacerlo, alf in y al cabo se beneficia el tránsito y el medio ambiente.

  • Es sabido que el artículo es de opinión y por ende de su propia experiencia, pero el por qué tomar el calificativo de “el cachaco nostálgico”, a los que nos gusta andar en bici, como si el salir a rodar fuera única y exclusivamente de los bogotanos, qué pasa con las demás personas de las diferentes regiones del país que les gusta salir a pedalear y ¿el por qué de nostálgico?, como si fuera una forma de salir de una depresión, tristeza o algo similar, es tan solo de gustos y aptitud, aunque para otros es su única opción de transporte. El solo calificativo discrimina y elitiza el pedaleo.

  • “al ascenso del status social. Tener uno, dos o hasta tres carros”

    Parece que este señor no ha visto las estadisticas del DANE donde el 62% de la propiedad de autos se centra en estratos 3 y 4 es decir la clase media, ¿estatus social? yo solo veo gente que trabaja con sus vehiculos.

    ¿no disque “todos somos iguales ante la ley? ¿porque un grupo de personas son diferentes una vez al año solo por su propiedad?

    Ahora si con el tema del articulo, ¿pues que hacemos compa, ahora la gente no tiene libertad de comprar y andar en lo que se le de la gana? ¿ahora todos los que andamos en bici tenemos que ser unos arrastrados para “merecer” andar en bici?

  • Qué basura de artículo!

    “No dejar que las calles se conviertan en uso exclusivo de la bici”

    Por favor, estúpido piense antes de escribir, dese cuenta del problema que enfrentan las ciudades hoy:

    ES IMPOSIBLE MOVERSE!

    La bici es la única solución, o puede caminar.

  • Creo que el tema de cuestionar que tipo de bicicleta de esta usando no tiene sentido discutirlo. Estos espacios deberíamos utilizarlos para opinar y dar soluciones de como podemos mejorar esta nueva “moda”. Nunca fui un ciclista activo hasta hace un año que estoy viviendo en Londres y la verdad no lo hacía en Bogotá no por el miedo de eu me atropellara un carro sino la inseguridad en este medio de transporte. Antes de exigir mas ciclo rutas deberíamos exigir seguridad. Estamos dando una solución a la movilidad de la ciudad pero sin garantías es muy difícil. Y esta moda en Bogotá como la llamaron les dejo el dato que las ciclo rutas de Bogotá sirvieron para diseñarse acá en Londres.

  • Me puse a leer incluso los comentarios de la gente sobre el artículo, y bueno no es que sea la maravilla ni el premio al mejor periodista pero cálmense! Igual el que escribió el artículo también se pone ácido.
    Para mi ese es el problema de Bogotá: la gente se odia y no halla como boicotear al otro sea como sea solo por sobreponer su egoísta opinión, pisotean a la gente muy feo, gente que no conocen, pero que vaya usted a ver si fuera su primo, su hermano o su vecino. Querámonos y sobre todo respetémonos, ya sea en bicicleta a pie en carro en buseta o en Transmilenio.

  • Me gustó leer parte del artículo para conocer un poco más de la moda que evidentemente está siendo llevada a cabo en principales ciudades del mundo con las condiciones de Bogotá, Nueva York o París.
    Por otra parte, creo que no es solo una moda andar en bici y tampoco creo que la vasta mayoría de los que nos estamos pasando a este medio de transporte lo hagamos por moda. Personalmente tengo una bicicleta de 400 mil pesos que compré en Falabella, por impaciencia, inexperiencia, nececidad e inmediatés, pero me he dado cuenta de que a pesar de que la cicla cueste eso y venga con ciertas cosas ‘extra’, lo más importante es la calidad de los componentes y que dure. La verdad no soy ni fan de las fixed, ni de las retro ni de las armadas ni nada de eso. Monto bici porque es más económico, porque ayuda a mi salud mental y física y porque no me la paso en trancontes, no porque me guste mostrar mi bici ni mucho menos.

  • Bue… lo que entendí es que la idea que quiso expresar el autor de este artículo es que la gente que tiene carro, pero carro de estatus, de gama media o alta, se enfrenta a tener que adquirir una bicicleta por necesidad; ya no es práctico andar en un vehículo por las calles bogotanas, se gasta muchísimo tiempo, ademas el estres es tenáz; solo los invito a que, si les gusta mi proyecto de vida, mi tienda virtual, y obviamente los modelos de bicicletas de fábrica que vendo, me apoyen agregandome en fbk, estoy como “mitiendainternet”. gracias por su tiempo y muchas bendiciones para todos… http://www.mitiendainternet.com

  • Quienes Se dejan influenciar por la moda y tienen plata, compren lo que quieran, al final, quien en realidad no disfruta de su bicicleta la termina vendiendo mucho mas barata y somos los que no tenemos dinero quienes terminamos disfrutando de esas bellezas de la tecnologia, QUE VIVA LA ESTILO DE VIDA FIXIE!

  • Pues yo uso mi bici pq no soporto los trancones ni estar metida en un carro por horas ni espichada en un bus…mucho menos pagar un gimnasio para estar encerrada para montar bici estatica mirando a una pared. Mi bici estuvo 3 años colgada en el sol esta un poco oxidada y la verdad no veo pq debo comprar una nueva si la mia es perfecta… solo debo mandarle hacer mantenimiento. La bici es un cambio en el estilo de vida, mejora la eficiencia y uso de nuestro tiempo.

  • las bicicletas tienen varias particularidades que les son propias: democráticas, incluyentes, no hay diferencia de géneros más allá de un tema de diseño de la barra que cierra el trapecio, de todos los precios, gustos y más allá de una moda pasajera, es una acertada respuesta a la movilidad, economía y libertad. Lo de la salud es relativo gracias a la contaminación del aire en la ciudad.

  • A mi me gusta como se ven las mujeres en las “fixie” o como se llamen, por otro lado el tema de la elitización aunque no sea mi problema si tengo una opinión sobre el ver que mucha gente crea la falsa imagen de que la bici es pa gomelos “hipsters” o gente con dinero de cualquier parte, no solo se ve en la ciudad en muchos casos en entrenamientos veo desde mujeres hermosas hasta el veterano con la buena panza pero con una cicla en promedio 2 veces mas costosa a la mía en ambos casos esas personas no andan como minimante se debe umbral aerobico “quemar calorías extra” en puertos de 2 categoría y va uno a mirar en Strava y tienen 1 salida al mes pero si 20 “selfie” la verdad considero que falta un poco de personalidad no solo se ve en este tema, es un reflejo de la sociedad en la que vivimos “sin identidad”, por si alguno pregunta cuanto ando: a la semana hago 300km y en promedio 7500m de desnivel positivo y también soy de donde Lucho Herrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: