Invitado: Dimitri Zaninovich

Invitado: Dimitri Zaninovich-DNP – Director de Infraestructura y Energía Sostenible del Departamento Nacional de Planeación
Fecha: Diciembre 9 de 2015.
Relatoría hecha por: Sergio Gómez

Del Metro y otros demonios: El apoyo de la nación a la infraestructura para la movilidad

Desde la financiación y construcción del metro, hasta la implementación de nuevas troncales de Transmilenio, el Gobierno Nacional juega un papel fundamental en el desarrollo técnico y financiero de estos proyectos. Nuestro invitado para hablar de este tema fue Dimitri Zaninovich del DNP quien nos habló  sobre recursos, proyectos y los nuevos escenarios que se plantean para la ciudad en materia de infraestructura. 

Dimitri es economista, y cuenta con posgrados en finanzas y políticas públicas. Ha trabajado en instituciones financieras como Fitch Rating y el citibank y en el sector público en instituciones como el Ministerio de Transporte, Presidencia de la República y actualmente en DNP.

Zaninovich empieza su exposición haciendo un recuento histórico del apoyo de la Nación a los proyectos de infraestructura de transporte urbano en las ciudades del país. En este sentido, el primer hito histórico en la materia es la Ley 310 de 1996, que establece establece la posibilidad de la Nación de cofinanciar entre el 40% y el 70% de las inversiones en la infraestructura requerida para los sistemas de transporte. 20 años después de su implementación, dos diferentes tipos de sistemas se encuentran en operación o están en fase implementación o estructuración: los Sistemas Integrados de transporte Masivo –SITM- y los Sistemas Estratégicos de Transporte Público –SETP-. Hoy 20 ciudades del país cuentan con este tipo de sistemas. Para el logro de lo anterior, la Nación ha invertido más 6,8 billones de pesos en el desarrollo de estos sistemas y tiene proyecciones previstas por más de 11,65 billones en los próximos años. De igual forma, las evaluaciones económicas expost de varios SITM en fase de operación han evidenciado resultados positivos para las comunidades usuarias y beneficiaras de estos sistemas. Entre éstos se destacan: la reducción de costos operativos y tiempos de viaje, la reducción de los índices de accidentalidad, la generación de proyectos de renovación urbana y la generación de empleo.

Sin embargo, no todo es positivo. El principal problema de estos sistemas, expone Zaninovich, son las proyecciones de demanda de los mismos. El uso no ha sido el esperado generando importantes dificultades de operación y sostenibilidad. En la actualidad son varias las conclusiones que deja la experiencia de diseño y operación de estos sistemas: la sensibilidad a la reestructuración de rutas de transporte público colectivo, una mayor migración a modos no motorizados por parte de la ciudadanía y la necesidad de implementación de medidas complementarias a la implementación por parte de las administraciones locales.

El principal problema de demanda, ha generado varias decisiones por parte del Gobierno Nacional:

  • Liberar la tarifa de elementos que no hacen parte de la operación
  • Revisión de la política tarifaria
  • Creación de otras fuentes de financiación para los Sistemas de Transporte (Fondos de estabilización y subsidio a la demanda, cobro por el uso de garajes en zonas de estacionamiento, cobros por congestión o contaminación)

Metro para Bogotá

Una vez se hace el recuento de la situación de los diferentes “transmis” del país, Zaninovich continúa su exposición sobre el metro de Bogotá. Se describe el proyecto de la primera línea de Metro, destacándose el desarrollo de una nueva propuesta de trazado empezando en Bosa y terminando en la calle 100. Con una inversión aproximada de 13.79 Billones de pesos (infraestructura+ material rodante), el metro de Bogotá se encuentra en fase de diseño de transacción y estructura integral, una vez finalizadas las fases de ingeniería conceptual y básica y quedando pendientes la de licitacón, construcción y operación. Igualmente se desarrollaron estudios de ingeniería de valor con propuestas de ahorro por 1.88 billones de pesos y con un sistema de financiación 70-30, donde la Nación aporta el mayor recurso.

Sumado a lo anterior, el Gobierno Nacional propone complementar la línea de metro con  cinco proyectos férreos, tres con alcance regional: Bosa- Calle 100, Soacha- Av. 68, Facatativa- Estación Lima, Zipaquira- Calle 100, Tranvía Av 68- Calle 100.

De acuerdo con lo anterior, son dos las reflexiones que deja la tertulia:

  1. Frente a los sistemas de transporte masivo es fundamental hacer seguimiento a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para garantizar la sostenibilidad de estos sistemas así como evaluar la efectividad de las mismas.
  2. No es para nada claro el futuro del actual proyecto del metro dado el cambio de Administración Distrital. De acuerdo con Zaninovich, la nación se encuentra dispuesta a evaluar y concertar nuevas propuestas o “modificaciones” al trazado, generando preocupación sobre el futuro de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *