Enemigos del POT o simples egoístas

Por: Andrés Rodríguez Venegas*
Columnista invitado.

En tiempos donde no colaboramos sino competimos, en donde lo único válido es lo rentable, las políticas de desarrollo urbano del Distrito resultan inmersas en contradicciones culturales, y amplificadas en la decadencia de un lenguaje “periodístico” que acomoda verdades a su político parecer. Pese a la infranqueable lucha del colombiano por sobrevivir, y ante la dificultad de satisfacer las necesidades básicas y creadas, los órganos políticos, económicos y de opinión no parecen querer un mejor vivir colectivo, ni contribuir en las apuestas de ciudad que involucran un desarrollo integral del territorio.

La inminente disminución del costo del suelo, la obligación a las empresas que adelantan los proyectos a disponer del 20% del área construida para viviendas de interés prioritario (vip), la formalización de pequeños industriales, el aumento en 36,900 hectáreas de las zonas de conservación ambiental, 186 hectáreas de nuevos parques, la protección del desarrollo agrícola ante un crecimiento urbano desmedido, el ordenamiento territorial con el agua como eje, la derogatoria de más de 1000 actos administrativos que han detenido por décadas la gestión para el desarrollo urbano;  son entre muchos otros los éxitos que implican la puesta en práctica de la reforma al Plan de Ordenamiento Territorial, aprobada por Decreto por la administración actual, después de años de discusiones en los consejos locales de planeación, de la conformación de cabildos de participación ciudadana y por supuesto del ánimo de debatirlo en el Concejo de Bogotá, frenada esta última iniciativa por el que parece un representante del retraso de la ciudad, el concejal Javier Palacio.

Resulta comprensible la negativa de algunos constructores a la reforma al POT, pues tendrían que minimizar sus astronómicas ganancias por metro cuadrado de construcción. Pero lo que no puede resultar aceptable es la negativa ciega de algunos políticos y periodistas, que pretendiendo representar a la gente y a la verdad, dilatan con lenguaje de odio el desarrollo de la ciudad. Al punto que parecen muñequitos de ventrílocuos, que como el Ministro de Vivienda se opusieron a la reforma del POT 3 horas después de haber sido firmado el Decreto que la aprobaba.

Fuente: Veeduróa

Fuente: Veeduría Distrital

Sin embargo, ha habido quienes estando lejos de lo que parece un temor a la opinión publicada, salieron a defender, aplaudir y a discutir en términos razonables la reforma al Plan, como el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, quien invitó a su par Gustavo Petro y al Secretario de Planeación del Distrito a exponerlo dentro del evento “City Lab: Soluciones Urbanas a Retos Globales”, a la que se suma la invitación hecha por la Universidad de Harvard para los mismos fines, así como ONU Hábitat o los múltiples expertos que debatieron y elogiaron  la reforma, en el marco del foro internacional sobre el POT, del que se habló tan poco.

Pero al fin y al cabo, es el lector el que debe determinar su parecer, y confío en que pueda ser un poco más sensato que el Ministro de Vivienda Luis Felipe Henao, que decidió demandar un documento de más de 400 páginas sin haberlo leído, o el concejal Javier Palacio y Orlando Parada, quienes dentro de sus inmensos conocimientos del ordenamiento territorial descartaron una propuesta que múltiples organismos e instituciones internacionales han aplaudido, tomándose el tiempo que amerita para estudiarlo responsablemente.

Sin salirse de contextos y teniendo la información de primera mano, los invito a que por su propia cuenta valoren si la reforma al POT es una “alcaldada” fruto de la “improvisación” y la “falta de planeación”, o si al contrario, implica una revitalización urbana generadora de progreso con equidad.

—————

*Andrés Rodríguez Venegas – Abogado en proceso de la Universidad Externado de Colombia, co-fundador del Movimiento Social-Ambientalista, gestor de transgresiones culturales desde organizaciones no-gubernamentales, y ciudadano del mundo.

Las opiniones aquí escritas son responsabilidad del autor y podrían coincidir o no con la opinión del Combo2600.

2 comentarios en “Enemigos del POT o simples egoístas

  • Creo que su artículo contiene varias afirmaciones cuestionables entre las cuales tal vez la más evidente es “la inminente disminución del costo del suelo”. De donde sale eso? Si congelan la venta de agua en bloque, se le imponen obligaciones nuevas a los constructores (como el 20% de vivienda vip) y no se permite hacer el POZ norte cómo va a disminuir el precio del suelo? Con eso no quiero decir que las medidas sean malas pero no se puede tener todo al mismo tiempo y pues decir que es “inminente” ya es demasiado.
    Por otro lado no critíco los objetivos ambientales del alcalde pero sin duda haber aprobado el POT con un decreto le impedirá tener la fortaleza y legitimidad que necesita para cambiar el modelo de ciudad y se perderá entre un mar de discusiones juridicas e ideologicas. Por último creo que es muy ironico que Petro o sus seguidores se sientan vindicados en sus causas porque los invitan a Estados Unidos a presentarlas. Si midieramos con ese rasero la apertura económica sería la política más exitosa de la historia de Colombia

  • Saludo Diego,

    Tiene razón en lo cuestionable de “la inminente disminución del costo del suelo”, pues lo digo teniendo en cuenta que la oferta y demanda dentro del mercado inmobiliario varia en una gran medida por la especulación. Y cuando un privado dueño de un terreno se le impone una carga, como la “obligación a las empresas que adelantan los proyectos a disponer del 20% del área construida para viviendas de interés prioritario (vip”)pues el terreno en el cual se pretendía construir un proyecto de construcción disminuye sus expectativas de rentabilidad en viviendas más costosas. Por lo que un efecto de lo anterior sería la disminución del precio del suelo y el aumento de los precios para viviendas destinadas a estratos 5 o 6. Esto porque la Vivienda de interés prioritario no reporta rentabilidad, es por eso que no se han iniciado proyectos de ese tipo, y es por eso que se le impone esta carga a las grandes construcciones. Y le doy la razón en lo cuestionable en tanto que incluso lo evidente puede no serlo tanto, puede haber variables que no se tienen en cuenta y que hasta podrían tener un efecto contrario, sin embargo de acuerdo a lo argumentado no hallo el porqué habría de ser así.

    No comprendo porque trae al caso la prohibición de venta en bloque, cuando esta fuera del POT y del tema del artículo, sin embargo es procedente señalar que la prohibición de venta en bloque se autorizó para los neuvos proyectos de construcción en los municipios aledaños a Bogotá, esto para evitar la expansión desmedida sobre terrenos de vocación agrícola o zonas de reserva.

    Respecto al POZ norte, es apenas lógico que si se permite la construcción de 200 mil viviendas como lo esperaban hacer grandes constructoras en el Humedal de Guaymaral (hoy reserva forestal)y en municipios al norte de la ciudad, hubiésemos necesitado por lo menos otra autopista para evitar un colapso en la entrada de la ciudad, sin tener en cuenta todos los perjuicios ambientales y las elevadas cargas energéticas que eso implica.

    Y no es cuestión de destacar las invitaciones a Estados Unidos, o a Alemania, o a Barcelona, o a Londres, No. Es tratar de mostrar que hay un montón de gente que es cubierta vagamente en la prensa nacional. Mientras se les da micrófono a políticos o periodistas, que tal vez malintencionadas, o impedidos en su lectura, hasta han llegado a hablar de que el POT prevee prostitutas en centros comerciales. Pero al fin y al cabo, cada quien decide que pensar, o que creer. Lo importante creo yo es alejarse de prejuicios a la hora de evaluar temas de ciudad tan importantes, y no actuar como muchos concejales que prefieren frenar cualquier proyecto necesario o innovador en Bogotá para evitar que la administración actual haga algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: